25 de ene. de 2010

QUE ES EL DESARROLLO MADURATIVO INFANTIL



Muchos padres en la consulta y en los procesos terapéuticos en PAF nos  preguntan cuál es la mejor forma de ayudar a su hijo a desarrollar su inteligencia. Si bien la respuesta es bastante compleja, conocer los factores que influyen en el desarrollo madurativo del niño lo ayudarán a obtener mejores resultados. Estar bien informados acerca de las transformaciones y progresos normales para cada etapa, colaborarán para detectar irregularidades en su correcto desarrollo y consultar con el pediatra o la especialista en desarrollo infantil  para que los oriente. Aunque la secuencia de desarrollo es igual para todos los niños, es importante resaltar que el progreso no es uniforme, cada uno madura siguiendo su propio ritmo, no puede pretender que su hijo se adapte inflexiblemente a los esquemas de un libro; el tiempo que tarde en alcanzar sus logros dependerá de su salud, de las condiciones ambientales y, especialmente, de su personalidad. La función principal de los padres debe ser la de acompañar y guiar este proceso de maduración sin forzar los propios tiempos de su bebé.


“Cada niño tiene su ritmo de crecimiento, tanto físico como psicológico, y hay que exigirle en función de lo que es capaz de dar”
Diagnosticar tempranamente la existencia de trastornos en el normal desarrollo del bebé constituye un paso fundamental para realizar un diagnóstico y una atención terapéutica adecuada, en una etapa en que la plasticidad del sistema nervioso es mayor y las posibilidades terapéuticas pueden ser más efectivas.


Es fundamental detectar los trastornos del desarrollo infantil en el momento en que se manifiestan los primeros síntomas, antes de que los distintos síndromes se establezcan de forma completa y constante. No tomar en cuenta los síntomas tempranos de ciertas psicopatologías, puede conducir a que éstas se conviertan en formas más estructuradas, como psicosis, autismo, estados depresivos, etc.
 
¿Qué es el desarrollo madurativo infantil?
Es un proceso dinámico y complejo. Se caracteriza por una transformación progresiva de sus funciones más importantes, las que van a ser determinantes en la vida del niño, como ser: control postural, autonomía en el desplazamiento, comunicación, lenguaje verbal y la interacción con el ambiente que lo rodea.
El desarrollo infantil abarca el crecimiento, la maduración y los aspectos psicológicos; durante este proceso el pequeño se tiene que ir adaptando a distintas situaciones que lo van a conducir a un incremento de sus logros y a una mayor coordinación de sus habilidades. El resultado depende, fundamentalmente, de la interacción de dos factores: genético y ambiental.
Factor genético: el bebé llega al mundo con sus propias capacidades de desarrollo; son específicas de cada individuo y, por lo tanto, son imposibles de modificar.
Factor ambiental: abarca el orden psicológico y social. El niño va a establecer una interacción con su entorno y con sus vínculos afectivos, percibiendo e incorporando todo lo que lo rodea.
 
¿Es importante la herencia en el desarrollo de un niño?
Es indudable que la herencia genética de los padres son determinantes en el desarrollo madurativo de un niño, pero es muy probable que esto influya en una primera disposición; luego serán las experiencias y vivencias adquiridas durante la infancia las que le proporcionen los cimientos para el desarrollo intelectual, social y emocional a lo largo de su vida.
 
¿Por qué es tan importante el entorno?
Desde que el niño nace su interacción con el mundo circundante le aporta numerosas experiencias; no todas van a ser sencillas de afrontar, pero si el entorno le proporciona seguridad y afecto seguramente le resultará más fácil progresar; además de potenciar su desarrollo emocional, adquirirá la seguridad necesaria para explorar el medio que lo rodea y asimilar de él todo lo que le brinda.
“Cuando viene al mundo, el bebé todavía no tiene todas sus capacidades desarrolladas; depende por completo de la ayuda de sus padres para ejercitar su musculatura y sus neuronas”
Los cambios más importantes de su bebé, se darán durante los dos primeros años de vida; es un periodo lleno de transformaciones y progresos a nivel físico, emocional y cognitivo. Seguramente lo va a sorprender día a día con sus constantes cambios: la primera sonrisa, la adquisición del lenguaje, sus primeros tambaleantes pasos, el caminar con soltura, correr, la construcción de frases más complejas… asistirá al maravilloso espectáculo de ver las transformaciones sucesivas de su hijo, donde los grandes progresos ocurrirán en cortos lapsos.
Acompañarlo en su crecimiento, ofreciéndole experiencias y situaciones que le permitan conocer el medio que lo rodea, es la función más importante de los padres durante los primeros años de vida del niño.
 
Los cambios más importantes de su bebé
No hay una norma fija que determine cuándo un bebé pone en marcha sus habilidades, cada uno tiene su propio ritmo de crecimiento; pero existen características en la evolución madurativa que son comunes a todos los niños.

En PAF CENTRO NEUROPSICOLOGICO, basamos los procesos de estimulación temprana en aspectos madurativos y de desarrollo infantil, nuestro objetivo es lograr que el sistema nervioso madure en pro de lograr un mayor potencial de aprendizaje para los niños. Consultenos!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada